El pasado sábado, 20 de mayo, hicimos una preciosa excursión que nos llevó por las localidades de Pedraza y Sepúlveda, para acabar contemplando la majestuosidad de los paisajes del Parque Natural de las Hoces del río Duratón.

Resultó muy agradable callejear por la pequeña villa medieval amurallada de Pedraza y contemplar sus palacios y casas blasonadas, su plaza mayor, el castillo… Como todavía era temprano, la tranquilidad de sus calles y la temperatura aún no muy elevada, invitaban a dejarse perder por los rincones.

De allí nos dirigimos a Sepúlveda, deteniéndonos un momento en el mirador que desde la carretera nos permite contemplar este pintoresco pueblo. En Sepúlveda se dan la mano el arte y la gastronomía, la naturaleza y la cultura… Todo un entorno privilegiado donde nuestras cámaras capturaron el encanto de sus iglesias, calles y rincones. Tras dar buen cuenta de un estupendo menú para reponer fuerzas, nos dirigimos en los coches hasta las Hoces del Río Duratón.

El imponente paisaje del río encajado en un profundo cañón, gana todavía más con la presencia de numerosos buitres  sobrevolando la zona (en los farallones rocosos anidan buitres leonados, así como alimoches y otras especies). Todos estos valores naturales se sazonan con el valor añadido de la ermita románica de San Frutos, de gran interés tanto histórico como artístico.

Podéis ver la galería completa de fotos aquí.

Todas las salidas y demás eventos en nuestro calendario.

 

 

Pin It on Pinterest